Publicado el Deja un comentario

Plata coloidal

La plata coloidal es un suplemento mineral líquido completamente natural, se le atribuyen propiedades antiinfecciosas, antibacteriales, antivirales, antibióticas, anticépticas, germicidas, antifúngicas, antiinflamatorias, antiparasitarias, antitumorales, cicatrizantes y regeneradoras, sin presentar efectos secundarios, interaccionar con otros fármacos, provocar dependencia, generar intolerancia ni producir reacciones alérgicas o de rechazo por parte del paciente. Además, a diferencia de los antibióticos de prescripción –que destruyen la flora bacteriana benéfica– la plata coloidal es conocida por dejar enzimas orgánicas y células de tejido intactas.

Las propiedades de la plata coloidal se basan en su capacidad para inhibir la producción enzimática que bacterias, hongos y virus necesitan para metabolizar el oxígeno, causando su sofocación en 6 minutos –o incluso menos– desde el primer contacto según determinan los tests de la UCLA Medical Labs, sin posibilidad por parte de los patógenos de generar formas mutantes.

La plata pura, por sí misma, ha sido conocida por miles de años por tener poderosas cualidades antiinfecciosas de amplio espectro. Cuando fue descubierto el proceso de hacer plata coloidal a fines del siglo XIX, inmediatamente se convirtió en un popular agente antiinfeccioso natural, usado tanto tópicamente en cortes, quemaduras e infecciones, como internamente como remedio para una amplia variedad de enfermedades infecciosas.

Numerosos estudios médicos se enfocaron en la plata coloidal durante los comienzos del siglo XX, y fue usada en hospitales y laboratorios alradedor del mundo en una amplia variedad de formas para ayudar en la lucha contra infecciones y enfermedades. Estudios, documentando sus fenomenales cualidades antiinfecciosas, fueron escritos en la Revista de la Asociación Médica Americana (JAMA), en la revista británica Lancer, y muchas otras. En efecto, ya en 1919, Alfred Searle, autor de El Uso de Coloides en Salud y Enfermedad, escribió, «La aplicación de plata coloidal en humanos se ha realizado en gran número de casos con resultados asombrosamente exitosos… tiene la ventaja de ser rápidamente fatal para parásitos sin acción tóxica en el paciente. Proteje a los conejos de una dosis diez veces letal de toxina de tétanos o difteria.»

¿Cómo se hace?

La plata coloidal se hace a través de un proceso electromagnético simple que expulsa partículas de plata microscópicas de una pieza más grande plata pura inmersa en agua destilada. Esas pequeñas partículas son mantenidas en suspensión en la solución resultante por la carga eléctrica en cada átomo. Cuando son ingeridas, esas pequeñas partículas de plata viajan a través de tu cuerpo como cualquier otro mineral antes de ser excretado por los canales normales de eliminación.

Es fundamental saber que no es lo mismo la Solución de Plata Coloidal que la Plata Iónica. En la primera la plata está en suspensión (nanopartículas) y la segunda contiene sales de este metal. Ambas son bactericidas. Pero la segunda consumida en exceso puede producir acumulación de plata en el organismo. Esto se llama Argiria. La Plata Iónica contiene átomos de plata con una carga positiva. Estos pueden pasar a la sangre y luego al entrar ese organismo en contacto con la luz solar se originan manchas azuladas en la piel. La plata coloidal es absolutamente segura para el hombre y todos los seres vivos pluricelulares.

La plata coloidal se define como: una solución hecha con varillas de plata pura (como mínimo 99.95% plata pura), mezclada con agua pura destilada, y absolutamente nada añadido al agua (ni sal, ni minerales, nada de nada). Con esta definición de plata coloidal, la argiria no es posible. La Argiria es causada por el uso de compuestos de plata (es decir, moléculas que no son de plata se mezclan con la plata o algo se mezcla con el agua). Esencialmente argiria es causada por las impurezas en la mezcla.

100 años de historia médica

El simple proceso de producir plata coloidal fue desarrollado poco tiempo después de que Edison descubriera la electricidad en 1892. Fue entonces utilizado durante décadas por los doctores como agente natural antiinfeccioso, en una variedad de formas y bajo una variedad de marcas. Pero cayó en desuso después del advenimiento de la prescripción de antibióticos en la década de 1940.

Después, a mediados de los ,70s la plata coloidal experimentó un dramático resurgimiento en popularidad después de que doctores descubrieran que muchos patógenos estaban desarrollando inmunidad a antibióticos recetados, pero no a la plata pura, elemental. De acuerdo al escrito científico de Jim Powell en el número de marzo de 1978 de Science Digest, «Gracias a una investigación reveladora, la plata está reemergiendo como un deseo de la medicina moderna. Un antibiótico mata quizás media docena de organismos de diferentes enfermedades, pero la plata mata unos 650. Las cepas resistetes no se desarrollan. Por otra parte, la plata es virtualmente no tóxica.»

En los 80s el físico norteamericano Dr. Robert O. Becker, M.D. (1925-2002), notable investigador en biomedicina de la Universidad de Medicina de Syracuse y autor de los libros best-seller Las Corrientes Eléctricas del Cuerpo y Corrientes Cruzadas, descubrió una correlación distintiva entre bajos niveles de plata en el cuerpo y enfermedad. Escribió que la deficiencia de plata es a menudo responsable del mal funcionamiento del sistema inmune. Usando análisis en cabello, descubrió que las personas con muy bajas cantidades de plata en el cuerpo tendían a experimentar infecciones más severas o de duración prolongada, mientras que las personas con moderados niveles de plata en el cuerpo tendían a experimentar infecciones menos severas o de duración más corta. En relación a la profunda habilidad de la plata para controlar la infección, Dr. Becker escribió, «Todos los organismos que probamos fueron sensibles a la plata iónica generada eléctricamente, incluyendo algunos que eran resistentes a todos los antibióticos conocidos.» Respecto a la seguridad de la plata, escribió, «En ningún caso hubo ningún efecto secundario indeseable aparente del tratamiento con plata.» Se acredita a Beck como la primera persona en encontrar la manera de utilizar baterías de 9 voltios para crear un generador de plata coloidal. Beck introdujo una revolución en la salud y la alentó a seguir el desarrollo para asegurar la disponibilidad de productos de mejor calidad para aquellos que deseen tomar el control de su salud en sus propias manos.

El Dr. Becker simplemente hizo un redescubrimiento de lo que se conocía desde hacía miles de años, es decir, que la plata pura es uno de los agentes antiinfecciosos más poderosos sobre la superficie del planeta.

Controversia

Muchos comentaristas afirman que como el uso de la plata coloidal generada eléctricamente creció durante los ’70s, ’80s y ’90s, las principales empresas farmacéuticas empezaron a verlo como una clara amenaza para sus ventas de medicamentos antibióticos recetados, y comenzaron a ejercer presión en la FDA para prohibirlo. Verdad o no, en 1996 la FDA, efectivamente, publicó sus intenciones en el Registro Federal de prohibir la plata coloidal. Esto provocó una tormenta de protestas de los entusiastas de la salud natural.

Después de una investigación de tres años durante la cual la FDA aperentemente no pudo encontrar fundamentos para emitir una prohibición de venta, publicó su «Sentencia Definitiva». Afirmó que, al igual que todos los suplementos nutricionales, la plata coloidal podría seguir vendiéndose, siempre y cuando no se lo hiciera en términos medicamento para curar enfermedades. Las conocidas propiedades que combaten infecciones de plata pura ya no podían ser incluidas en la etiqueta o mencionadas en la publicidad. Sólo podría ser vendido como un suplemento nutricional.

Muchos observadores creen que la FDA simplemente actuó a instancias de las grandes compañías farmacéuticas para evitar que el público supiera acerca de las dramáticas propiedades antiinfecciosas de la plata coloidal. Pero, en realidad, simplemente replicaron para la plata coloidal lo que ya era cierto para todos los suplementos nutricionales: no pueden ser vendidos como «medicina» que ofrece una «cura» o «tratamiento» de una enfermedad específica. Pero pueden ser vendidos como suplementos alimenticios, es decir, nutrientes que complementan la ingesta diaria de alimentos.

Sin embargo, cuando las novedades de la Sentencia Final de la FDA se dieron a conocer más ampliamente, la indignación entre los entusiastas de la salud natural creció. Ante la percepción de que la FDA se había dejado influenciar por las principales empresas farmacéuticas para restringir el uso de la plata coloidal, la curiosidad pública acerca de esta sustancia se incrementó dramáticamente. Y la popularidad de la plata colidal se disparó rápidamente. Los expertos del sector estiman que en la actualidad hay unos 10 millones de usuarios de plata coloidal en EEUU y Canadá, y millones más en Europa, Asia y el resto del mundo. Además se convirtió en una de las sustancias naturales más populares utilizadas por misioneros en países del tercer mundo, donde es ampliamente usado para ayudar a controlar infecciones entre los habitantes pobres que no pueden afrontar costosos medicamentos recetados.

¿Cómo funciona?

Los investigadores dicen que la plata pura trabaja de tres poderosas formas: En primer lugar, funciona como un catalizador, desactivando la enzima que las bacterias, hongos y virus unicelulares utilizan para la respiración y el metabolismo. En segundo lugar, como el hierro, es un poderoso portador de oxígeno. Cuando entra en contacto con un agente infeccioso, libera una «ráfaga» de oxígeno que mata el patógeno en una forma muy similar al peróxido de hidrógeno. En tercer lugar, nuevas investigaciones publicadas en la Revista de Nanobiotecnología han demostrado que cuando diminutas partículas de plata eran introducidas en una solución in vitro conteniendo virus activo de VIH-1, las partículas de plata fueron capaces de adherirse al ADN del virus y así evitar que el virus se replique. Esto tiene enormes implicaciones para futuras investigaciones del VIH, su posibilidad de ser capaz de detener la reproducción viral significa que un día científicos médicos tengan la posibilidad de usar medicina basada en plata para detener la propagación de la infección por VIH.

¿Cepas resistentes?

A diferencia de los antibióticos, no se han conocido cepas resistentes de microorganismos patógenos que se desarrollen en la plata. Es más, estudios recientes in vitro de la Universidad Brigham Young, publicados en la revista Current Science, ha demostrado que, cuando se añade la plata coloidal a ciertos medicamentos antibióticos recetados, las cualidades de lucha contra la infección de los fármacos se acentúan de manera espectacular contra múltiples agentes patógenos resistentes a los fármacos. Esto ha llevado a la especulación de que la plata pronto será añadida a los antibióticos con el fin de mejorar su eficacia cuando se trata de lidiar con agentes patógenos resistentes a los medicamentos.

¿En qué se puede emplear la plata coloidal?

He aquí una breve lista de las enfermedades contra las que la plata coloidal se ha utilizado históricamente, de acuerdo con los textos médicos: acné, Anthrax, alergias, apendicitis, artritis, peste bubónica, quemaduras (plata tópica es uno de los pocos tratamientos que pueden mantener vivos a los pacientes con quemaduras graves), cáncer, cándida, cólera, fatiga crónica, resfríos y gripe, conjuntivitis, orzuelos y otras infecciones en los ojos, diabetes, gonorrea, fiebre del heno, herpes, lepra, leucemia, lupus, linfangitis, enfermedad de Lyme, malaria, meningitis, paludismo, fracturas (estimula el crecimiento óseo), heridas, neumonía, reumatismo, tiña, escarlatina, infecciones de los oídos, la boca y la garganta, herpes, cáncer de piel, infecciones por estafilococos, infecciones estreptocócicas, sífilis, SIDA, psoriasis, toxemia, pié de atleta, ciertos virus, verrugas y úlceras estomacales.

¿Hay algo en lo que la plata coloidal no funcione?

En realidad, por ley no se le puede reclamar a la plata coloidal que «funcione» en nada en cuanto a su uso interno en el cuerpo humano. No es un medicamento sino un simple suplemento nutricional. Y sólo puede ser vendido y utilizado como tal. Esto no impide que muchas personas afirmen que la plata coloidal es «eficaz contra todos los microorganismos patógenos conocidos por el hombre.» Sin embargo, esta afirmación se contradice categóricamente con una variedad de estudios médicos sobre las propiedades antiinfecciosas de la plata pura, que han demostrado que de hecho hay algunos patógenos resistentes de plata. En otras palabras, para los que pudieran estar violado las normas de la FDA y usando la plata coloidal como un agente antiinfeccioso natural, es importante entender que no va a «funcionar» en todo. De hecho, existen patógenos en los que la plata parece no tener ningún efecto en absoluto. Por ejemplo, el Manual de Plata Coloidal (Life & Health Research Group, LLC) documenta varios estudios médicos que demuestran que los siguientes ocho patógenos son resistentes a la plata:

Citrobacter freundii, Enterobacter cloacae, Enterobacteriaceae (algunas cepas), Escherichia Coli (algunas cepas), Klebsiella Pneumnoniæ, P. stutzeri (algunas cepas), Proteus Mirabilis, Vegetativo B. Esporas Cereus.

Esto no es inusual. Después de todo, los antibióticos estándard recetados como la penicilina funcionaría sólo sobre una docena de los 20,000 patógenos catalogados conocidos por el hombre. Y los antibióticos recetados de amplio espectro como la cefalexina podría funcionar en sólo 20 o 30 patógenos diferentes. Así que incluso los antibióticos recetados individuales son bastante limitados en alcance y eficacia.

Pero ¿cuántos patógenos son sensibles a la plata pura? La verdad es que la respuesta no se conoce completamente. Investigaciones médicas in vitro independientes realizadas por el Dr. Larry C. Ford, M.D. (formado en el Centro Médico de la UCLA) demostraron que la plata pura por sí misma era efectiva contra más de 600 microorganismos patógenos diferentes. Si este número puede ser confirmado en investigaciones adicionales, se demostraría el poder antimicrobial de amplio espectro fenomenal de la plata pura que va mucho más allá de lo que pueda ser proporcionado por los antibióticos recetados tradicionales.

Sin embargo, hay al menos 20.000 patógenos en existencia catalogados. Y probablemente haya muchas decenas de miles más que permanecen sin catalogar por la ciencia moderna. Por lo tanto, afirmar que la plata puede matar todas las formas de microorganismos patógenos es hiperbólico en el mejor de los casos y deliberadamente engañoso en el peor. En resumen, mientras la plata pura ha demostrado históricamente ser uno de los más poderosos agentes antiinfecciosos naturales, no existe forma de plata —coloidal u otra— que sea «efectiva contra cualquier microorganismo patógeno conocido por el hombre».

¿Cómo se usa?

Habitualmente plata coloidal se toma oralmente como refuerzo del sistema inmune, reconstituyente general, para prevenir numerosas dolencias, mejorar la digestión, reducir las toxinas del cuerpo, estimular el drenaje linfático, mejorar la oxigenación de las células, aumentar el flujo de energía en el cuerpo, durante el embarazo y para el feto. Pero también se puede rociar externamente sobre cortes, raspaduras o quemaduras.

Millones de personas toman una cucharada al día de plata coloidal de una concentración standard de 10 ppm como suplemento mineral diario. Otros lo utilizan sólo cuando están enfermos o se sienten mal. Se sabe que hay personas han tomado de 1 cucharada a 1,5 tazas por día (o incluso a veces más) de una solución estándar de 10 ppm, durante períodos muy cortos de tiempo como una semana o dos. Los usuarios afirman que, al hacerlo, generalmente disipan una infección leve a moderada en sólo unos pocos días, mientras que las infecciones más graves pueden tomar más tiempo. Algunas personas ponen unas gotas de plata coloidal directamente en los ojos para ayudar a erradicar las infecciones oculares como la conjuntivitis o los orzuelos. Otros lo utilizan en una botella de spray para ayudar a eliminar el dolor de garganta. Algunos simplemente hacen buches para ayudar a prevenir o eliminar las infecciones de los dientes y las encías. Otros han puesto un par de gotas en los oídos para ayudar a eliminar las infecciones de oído. Puede colocarse un algodón embebido en solución coloidal en la vagina, dejar 5 minutos o topicar sobre el ano en caso de hemorroides. También se utiliza en tratamiento para animales agregando algunas gotas al agua, administrado puro directamente en la boca o aplicándolo de forma tópica.

Para mejorar la absorción se recomienda mantener la plata coloidal bajo la lengua unos minutos antes de tragar y es preferible tomarla en ayunas.

De acuerdo con las directrices de la FDA, es muy importante tener en cuenta que no hay evidencia de la seguridad o eficacia de la plata coloidal cuando se usa de tal manera, ya que nunca ha sido sometido a rigurosos procedimientos de prueba de la FDA para su venta como un medicamento de venta libre. Además, los expertos advierten que es muy importante no tomar la plata coloidal en dosis altas durante largos períodos de tiempo, ya que es posible que el uso a largo plazo de dosis excesivamente altas puede eventualmente desbordar la capacidad del hígado y los riñones para excretar exceso de plata, que a su vez puede conducir a la deposición de la plata en los tejidos, órganos y piel. (Siempre consulte con un profesional de la salud autorizado y capacitado para las condiciones de salud graves. Nunca se automedique.)

¿De vacaciones?

Muchos viajeros utilizan la plata coloidal para ayudar a mantener el agua potable libre de contaminación bacteriana perjudicial durante las vacaciones. Otros lo utilizan en sus programas de almacenamiento de agua de emergencia para el mismo fin. Con frecuencia, los usuarios afirman que la adición de 2 o 4 cucharadas soperas de plata coloidal por cada 4 litros es todo lo que se necesita para evitar que el agua potable se contamine con bacterias, o matar contaminación bacteriana existente.

Además, muchos usuarios confían en la plata coloidal como un antídoto para la intoxicación alimentaria durante un viaje fuera del país. Algunos usuarios sugieren que durante los casos de intoxicación por alimentos, tomar una cucharada de plata coloidal cada 10 minutos durante todo el día hasta que los síntomas desaparezcan es un efectivo remedio. (Recordamos a los lectores que, bajo las directrices de la FDA no hay evidencia de la seguridad o la eficacia de la plata cuando se usa de una manera tal, ya que nunca ha sido sometido a rigurosos procedimientos de prueba de la FDA para la venta como un medicamento de venta libre. Usted siempre debe consultar inmediatamente con un médico licenciado y capacitado para las condiciones de salud graves. Nunca se automedique.)

Conservación

La plata coloidal tiene una vida útil de 6 meses antes de que la ionización comience a desaparecer y las partículas pierdan suspención. Debe conservarse en un envase de vidrio oscuro, en un lugar seguro y alejado de la exposición a la luz. Nunca debe refrigerarse y debe guardarse alejado de campos magnéticos (celulares, televisores, heladeras, parlantes, compuradoras, routers wifi, etc.). Por último debe evitarse el contacto con metales, por lo que se recomienda utilizar cuchara plástica para ingerirlo.