Publicado el 1 comentario

Life food – Comida con vida (parte 2)

VerdeLlamaCompartimos la segunda parte del material de clases que entregaba Diego Castro en los cursos de comida viva en el año 2007 en su restaurant Verde Llama, el primer restaurant de comida orgánica vegetariana especializado en LifeFood de Buenos Aires.

Ver la primera parte de «Life food – Comida con vida».

Proceso digestivo

[box border=»full»]Proteínas = Aminoácidos
Carbohidratos = Azúcares simples
Grasas = Acidos grasos[/box]

La digestión es el proceso mediante el cual el cuerpo metaboliza los nutrientes necesarios para realizar todas sus funciones vitales, ya sean los movimientos que nos permites desplazarnos, caminar, trabajar, así como también el simple acto de respirar. Si no hay óptima digestión, entran sustancias tóxicas a través de colon y se gasta la energía necesaria para sentirnos vitales y sanos.

Tres fases de la digestión:

1. Boca – Masticación – Saliva

La digestión empieza en la boca, de aquí la importancia de masticar muy bien los alimentos, revistiéndolos con enzimas salivares. Si salteamos este paso, es probable que el resto de la digestión no se produzca correctamente.
En esta fase, los carbohidratos son digeridos con la enzima amilasa.

El alimento pasa a la parte alta del estómago, donde aún no se da la una secreción de ácido gástrico. Hasta aquí la digestión depende casi exclusivamente de las enzimas que traigan los alimentos (crudos o germinados) – 30 a 60 minutos.

2. Gástrica – Estómago

La segunda fase se produce en la parte baja del estómago, donbde pasa de un medio alcalino a ácido; hay secreción de ácido clorhídrico, y de pepsina, enzima que digiere la proteína. 30 a 60 minutos.

3. Intestino delgado

Al llegar los alimentos al intestino delgado, el páncreas segrega enzimas digestivas que continúan el proceso. Por el duodeno entran tres enzimas para romper proteínas, una para grasas y una para carbohidratos; por el hígado cuatro enzimas que rompen carbohidratos, dos para proteínas y una para grasas; y en la vesícula se produce bilis. Los nutrientes son absorbidos en el intestino delgado y entran en el flujo sanguíneo.

[unordered_list style=»bullet»]

  • Si comemos alimentos crudos o germinados, éstos aportan sus enzimas y conservamos las propias. Si comiéramos sólo alimentos cocidos, el páncreas agotaría todas las enzimas y con el tiempo se iría debilitando, produciendo un envejecimiento prematuro y un desbalance en todo el sistema glandular.
  • El metabolismo comprende tres pasos: la digestión (durante el día); asimilación (en la noche); excreción (por la mañana).
  • Masticar = energía obtenida.
  • Alimentos crudos y germinados = mejor digestión y más vitalidad.
  • Comer rápido = mala asimilación.
  • Beber mientras comemos = jugos gástricos diluidos.

[/unordered_list]

Enzimas

Las enzimas son quizás más importantes que ningún otro alimento activo por su importante función en la digestón y la salud.

Desde el momento de la concepción, las enzimas hacen posible la vida por sus acciones y mediante la construcción y reparación de las células del cuerpo y del cerebro.

[box border=»full»]

Algunas de las enzimas más importantes:

Citocrono oxidasa: antioxidante necesario para la respiración celular.
Lipasa: descompone la grasa.
Proteasa: digiere la proteína.
Amilasa: facilita la digestión del almidón.
Catalasa: cataliza la descomposición del peróxido de hidrógeno en la sangre y en los tejidos.
Peroxidasa: actúa de una forma similar a la catalasa a nivel celular.
Transidrogenasa: ayuda a mantener el tono de los músculos del corazón.
Superopxidodimutasa: previene el envejecimiento.
Pepsina: ayuda a digerir la proteína y convertirla en aminoácidos.

[/box]

En una persona saludable las enzimas son fabricadas por el propio cuerpo. Estas realizan todo el trabajo del cuerpo, son las responsables de combatir infecciónes, digerir alimentos, reconstruir el cuerpo.

Se cree que el envejecimiento ocurre porque el cuerpo pierde la habilidad de sintetizar nuevas enzimas, y que las enfermedades pueden relacionarse con enzimas faltantes. Pueblos reconocidos por su longevidad como los Hunzas o en Georgia, Rusia, se sabe que incluyen en sus dietas fermentos naturales.

Las enzimas son las catalizadoras que ayudan a que otras sustancias en el cuerpo se combinen o partan. Participan de la digestión y de cualquier otro aacto metabólico del cuerpo. Son provistas por dos vías: producidas por nuestro propio organismo y almacenadas (endógenas) o de los alimentos crudos y vivos (exógenas); para una vida más saludable y larga, necesitamos conservar las enzimas de nuestro cuerpopara que reparen y reconstruyan los tejidos y no ser malgastadas en la digestión. Al cocinar, procesar o refinar los alimentos, destruímos las enzimas, por lo que el cuerpo necesitará hacer uso de las endógenas hasta ir agotando poco a poco su existencia y paralelamente la vitalidad de su organismo.

Equilibrio entre acidéz y alcalinidad

Por lo menos un 80% de los alimentos que ingerimos debieran ser alcalinos y el otro 20% ácidos. Algunos elementos alcalinos son por ejemplo en calcio, el potasio, sodio, magnesio, hierro, que son transformados en sales en el cuerpo; y los ácidos, el fósforo, sulfuro, cloro, yodo que se transforman en ácidos fuertes.

La sangre humana debe ser ligeramente alcalina, por lo que es necesario ingerir gran cantidad de este tipo de alimento, ya que el organismo está constantemente produciendo componentes ácidos a costa de sus funciones normales. Las células de nuestro cuerpo son sumamente sensibles a la acidéz. Los riñones producen componentes alcalinos que ayudan a neutralizar el medio, mientras que filtran los compuestos ácidos producidos por la digestión de proteínas; el comer mucha proteína significa mucho trabajo para los riñones.

Los pulmones también ayudan en la alcalinización, removiendo el dióxido de carbono del cuerpo; la respiración profunda, el descanso, buenos pensamientos, la relajación, así como el aire fresco y la ejercitación ayudan a mantener el balance de PH corporal.

[twocol_one]

Alimentos alcalinos

[unordered_list style=»bullet»]

  • La mayoría de los vegetales y frutas crudas
  • Olivas deshidratadas
  • Paltas
  • Brotes en general (semillas, legumbres, granos)
  • Frutas secas activadas o germinadas
  • Té de hierbas
  • Algas y vegetales marinos
  • Coco fresco y jóven

[/unordered_list]

[/twocol_one] [twocol_one_last]

Alimentos ácidos

[unordered_list style=»bullet»]

  • Carnes
  • Huevos
  • Leche procesada y pasteurizada
  • Queso y helados comerciales
  • Preservativos y aditivos
  • Azúcar blanca
  • Coco seco
  • Dulces y chocolate
  • Gaseosas y bebidas alcohólicas
  • Café, mate, té negro
  • Alimentos rancios
  • Drogas y tabaco
  • Frutas inmaduras
  • Aderezos y vinagres comerciales

[/unordered_list]

[/twocol_one_last]

Desintoxicación

Una dieta vegetariana, en especial de alimentos crudos, produce una desintoxicación potente.

Una transición corta de una dieta centrada en el consumo de carne hacia una vegetariana puede generar reacciones o crisis de salud; en necesario un cambio paulatino.

En la medicina tradicional china hay ciertas creencias sobre el vegetarianismo, en especial sobre la alimentación viva, de que pueden crear «soleen yang deficiency», relacionados con baja resistencia, problemas digestivos, exceso de agua, mocos, edemas, frío interno, sistema inmunológico débil, palidéz, desequilibrios cíclicos y una pobre salud general.

La medicina ayurvédica tampoco comparte algunos postulados del estilo de alimentación Life Food.

Posiblemente estas creencias se deban a pruebas hechas a personas en pleno proceso de desintoxicacióncuando pueden producir reacciones adversas, típico al cambiar de alimentación o en ayunos. Pero lo que realmente está aconteciendoes que la fuerza vital está curando en profundos niveles internos, que se reconocerán al finalizar el cambio o ayuno.

Datos nutricionales

[unordered_list style=»bullet»]

  • La espinaca cruda, el repollo los morrones y el brócoli con una dieta balanceada, tienen mucho más hierro que la carne.
  • La fruta aporta vitamina C que mejora la asimilación del hierro.
  • Los lácteos disminuyen la absorción del hierro la vitalidad.
  • Según la OMS un adulto necesita de 25 a 35 gramos de proteína, a diferencia de lo que plantean las industrias lecheras y cárnicas sobre 250gr.
  • Los nutrientes en los brotes se incrementan entre un 50 y un 400%.
  • El consumo de alimentos cocidos o procesados nubla el conocimiento instintivo acerca de qué y cuánto comer, y esto conlleva a gran parte de las enfermedades relacionadas con la alimentación.

[/unordered_list]

La vitamina B12

Es una vitamina polémica entre los vegetarianos y más aún entre los veganos porque su deficiencia, puede causar degeneraciones nerviosas e incluso la muerte.

Los doctores Inwerman, Ellis, Motegriffo y Sanders (1978) no encontraron deficiencias de B12 en varios estudios a veganos, en sus estudios, a una parte se le suministraron suplementos de B12 y al grupo de control no, el estudio final dio como resultado 421 pico gramos a quienes se les había dado suplementos y 253pgrs/m en veganos sin suplementos. La OMS (1968) ha indicado como deficiencia de B12 menos de 80pgrs/m; hoy en día, los laboratorios pr¡vados indican 115pgrs/m.

Fisiología de la B12

Se consigue sólo a partir de la producción bacteriana. No viene ni de las plantas ni de los animales. Todos los indicios de B12 encontrados en plantas o animales son de las bacterias que crecen en ellos. Los animales son una «mejor» fuente de B12 porque en ellos crecen más bacterias.

Existe a su vez una B12 análoga producida por bacterias, que es similar en su estructura química, pero no es utilizable por el metabolismo humano.

[box border=»full»]

El Dr. Herbert, experto en B12, estima que entre 1 a 10 microgramos de B12 son segregados en la bilis, siendo la necesidad diaria de 0.5 microgramos por día.

[unordered_list style=»bullet»]

  • El calor destruye entre el 24 y 69% de la B12.
  • Algas como kelp, wakame, nori, tienen suficiente B12.
  • La deficiencia de B12 puede ser causada por una pobre absorción, ingesta insuficiente, stress físico o mental.
  • Exceso de proteína incrementa la necesidad de B12.

[/unordered_list]

[/box]

Antioxidantes

Es necesaria la ingesta diaria de alimentos antioxidantes para que las células no se dañen, envejezcan y oxiden. Los antioxidantes más importantes son la vitamina E, la vitamina C, provitamina A (betacaroteno) y un mineral llamado selenio. Los alimentos más conocidos por su capacidad antioxidante son los cítricos, las frutas de color rojizo, amarillo y los vegetales de color verde.

 

Publicado el 1 comentario

Life food – Comida con vida (parte 1)

Comida viva - Life foodHaciendo orden en nuestra biblioteca encontramos el material de clases que entregaba Diego Castro en los cursos de comida viva, por el año 2007, en su restaurant Verde Llama, el primer restaurant de comida orgánica vegetariana especializado en LifeFood de Buenos Aires. Diego es el pionero de la alimentación viva en Argentina y actualmente continúa su trabajo como Chef, difundiendo, enseñando y generando diversos proyectos relacionados con la comida viva. Le agradecemos que nos permita difundir este material tan valioso que publicaremos en dos partes. A continuación la primera:

El material es una recopilación de los siguientes autores, investigadores, científicos y médicos que se han dedicado a estudiar el tema:

  • The Life Food Recipe Book. PH D. David Jubb
  • Rainbow Green Live-Food Cuisine. Gabriel Cousens, M.D
  • Dining un the Raw. Rita Romano
  • La Dieta más Natural. Susanna y Leslie Kenton
  • Restaure su Salud. Ann Wigmore
  • La dieta de Matusalén. Patricio Uribe
  • Living Ciusine. Renée Loux Underkoffler
  • The Sunfood Diet Book. David Wolfe
  • The Wheat Grass Book. Ann Wigmore
  • Conscious Eating. Gabriel Cousens, M.D
  • Rawsome! Brigite Mars

Life food: Alimentos vegetarianos, orgánicos, con vida.

Life Food, significa literalmente «Comida Viva» o «Comida con Vida», pero también en una segunda interpretación refiere al alimento con capacidad de impartir vida, de transmitir su «Fuerza de Vida». La Fuerza de Vida es un aspecto elusivo del alimento a menudo relacionado con la bioelectricidad presente en los organismos vivos (visible a través de la fotografía Kirlean). Los alimentos crudos contienen electrones libres que potencian la amplitud eléctrica y vitalidad de nuestro propio organismo. Esto unido a su mejor digestibilidad (los alimentos vivos se digierern fácilmente, entre 24 a 36 h., contra las 48 a 100 horas requeridas para digerir alimentos cocidos) resulta en un increíble efecto energizante en el cuerpo y el espíritu, y la necesidad de dormir menos horas para sentirse plenamente renovado.

Además los alimentos vivos poseen un sabor vibrante en sí mismos, y los platos preparados con ellos son absolutamente deliciosos, a menudo con muchos menos aditivos (sal, aceite, especias, endulzantes…) de lo que requeriría una receta original.

Como corriente de alimentación deriva del llamado movimiento «Raw food» (Crudivorismo), pero pone el énfasis no solamente en que el alimento esté crudo sino también vivo. No todo lo crudo está vivo ni todo lo vivo está crudo. Un ejemplo de ello pueden ser las semillas: una almendra, una semilla de girasol o zapallo pueden consumirse crudas, pero a travéz del remojo en agua despiertan a la vida y eventualmente brotan. La vida que estaba en un estado latente da lugar a toda una serie de procesos vitales en los que se multiplican su potencial nutricional y se vuelven más digeribles. Otro ejemplo puede ser el miso, que parte de soja y arroz cocidos pero a los que la fermentación imparte vida.

De lo que se trata entonces es de comprender y favorecer los procesos de vida que se dan en la naturaleza, y utilizar los alimentos en el momento en que mayor «fuerza de vida» y nutrición pueden proveernos. Por ejemplo en el caso de los brotes se aconseja consumirlos cuando la incipiente raíz tiene el mismo largo que la semilla, en el pasto de trigo (Wheatgrass) al séptimo día de plantado en tierra, y las frutas y verduras, orgánicas, frescas y de estación, es cuando más cerca se encuentran de su fuente original de energía: el sol. (Los vegetales almacenan la energía del sol, en todo el espectro de radiaciones que emite, en estructuras químicas, formas codificadas-estructuradas de radiación lumínica. Es así, por ejemplo, que se relaciona a la producción de vitamina A con la influencia del espectro infrarrojo del sol, al grupo vitamínico B con los rayos ultravioletas, y a la vitamina C con lo que llamamos «luz», el espectro visible de los rayos solares, y de hecho, la mejor vitamina D que podemos recibir es la que obtenemos a través de nuestra propia piel en contacto con los rayos del sol).

Por todo esto, los ingredientes principales de este tipo de alimentación son las frutas y verduras frescas de estación, las semillas activadas, los fermentos y los brotes.

Una de las impulsoras más fervientes de este estilo de vida, la Dra. Ann Wigmore (a quien agradecemos su inspiración junto al Dr. David Jubb), ha encarnado ella misma el ejemplo de que una dieta de alimentos vivos, sin cocción, pueden proveer al cuerpo de todo lo necesario para una salud óptima, armonía y vitalidad. Además de establecer las condiciones para que el cuerpo se cure a sí mismo  de toda enfermedad. Como del cáncer que se curó a sí misma a través de una dieta de alimentos vivos alta en enzimas.
Ella afirmaba enfáticamente que sólo existe una única enfermedad, la malnutrición manifestándose a sí misma a través de diversas formas. Y que la nutrición más elevada y científicamente superior es aquella que proviene de la naturaleza (Dios).

Vegetarianismo: El término vegetariano fue acuñado en 1842 en Inglaterra. La palabra «vegetariano» no surgió de «vegetal», a pesar de su común etimología: «vegetal», viene del latín «vegetablis», que significa «que tiene el poder de crcer» y «vegetare», que significa «crecer». Por su parte, «vegetariano» deriva de la palabra latina «vegetus«, que significa «Completo, fresco, lleno de vida«, tal como se utilizaba en el antiguo término latino «homo vegetus», aplicado a una persona vigorosa física y mentalmente.

Orgánico: La filosofía orgánica implica la obtención de alimentos sin modificaciones genéticas, producidos sin aditivos sintéticos, agroquímicos ni conservantes. Este sistema de producción crea, recupera y preserva los agro-ecosistemas y la bio diversidad, en pos de proteger la calidad de vida de las generaciones actuales y futuras (incluyendo no sólo alconsumidor, sino también a los productores).

La alimentación orgánica es sana, segura, equilibrada, mantiene intacto el sabor original de los alimentos y es socialmente justa y responsable.

Vida: Capacidad de los seres vivos para desarrollarse, reproducirse, mantenerse en un ambiente y evolucionar.

Historia de la comida viva

La historia de la comida viva remonta a mucho tiempo antes de lo que la mayoría imagina. Hay relatos de Herodus, el padre de la historia, que los antiguos griegos han vivido un promedio de 200 años; se alimentaban principalmente de frutas, vegetales, frutas secas y semillas. Otro grupo de longevos conocido también por el uso de alimentos vivos fueron los esenios; de acuerdo con su biografía, Pitágoras estudió con ellos en el monte Carmel en el 500-600 A.C., aprendió sobre los alimentos vivos y luego llevó sus conocimientos de vuelta a Grecia, más tarde éstos fueron pasados a Platón y a Sócrates.

En América hay datos sobre el conocimiento de la alimentación viva de 1820 con los Mormones que consideraban que ayudaba a la sensibilidad y crecimiento espiritual. Ya en 1897, el Dr. Max Bircher-Benner descubrió los ecritos de Pitágoras sobre las virtudes de la comida viva y comenzó a utilizar esta información en su clínica. Él decía «(…) estamos presionados por un sobrepeso de enfermedades incurables que cargamos a nuestras vidas como una nube oscura. Es un peso que ya no va a desaparecer hasta que el hombre sea consciente de las leyes naturales de la vida».

A comienzos del siglo veite, otro gran físico, Max Gerson, conoció el poder de la curación de la comida viva, primero curando su propia migraña y luego curando el lupus, considerado incurable hasta ese momento. A partir de aquí lo aplicó a todo tipo de enfermedades y desórdenes mentales. Así pudo comprobar que este tipo de alimentación es más que la específica cura de ciertas enfermedades ya reconstruye la capacidad del organismo de regenarse a sí mismo.

El Dr. Szekely, en México entre los años 1937 y 1970  trataba a pacientes con diagnósticos de «incurables» con un 90% de éxito usando alimentos crudos. Szekely categorizaba los alimentos según el efecto energético: primero los alimentos biogénicos, que son los que más vitalidad pueden dar al organismo y son aquellos que engendran vida en germinación. Los alimentos biogénicos están recién cosechados, ricos en enzumas y tienen la capacidad de revitalizar y regenerar el organismo humano. A la segunda categoría de alimentos los llamó bioactivos, que están llenos de vida pero ésta vida no está en crecimiento sino que en un proceso gradual de decaimiento; éstos tienen algo menos de enzimas que los alimentos del grupo anterior y menos vitalidad pero siguen siendo sumamente benéficos. El tercer grupo es el grupo de los alimentos llamados biostáticos, que incluye alimentos frescos y naturales que han sido cocinados; éstos tienen la capacidad para sostenerla vida a corto plazopero a la larga desgastan al organismo y requieren que la persona invierta más energía. la cuarta categoría es la de los alimentos bio cídicos, integrado por alimentos que van degenerandola vida del organismo por estar cocinados y procesados, y contener sustancias químicas como aditivos, colorantes y preservativos que atentan contra la vida de cada una de nuestras células.

El profesor Hans Eppinger, en Viena notó que una alimentación cruda eleva el potencial microeléctrico en todo el cuerpo; incrementa la capacidad selectiva de las células, promoviendo el potencial eléctico entre los tejidos y los capilares celulares. Notó que el consumo de alimentos crudos mejora la excreción de toxinas intra y extra-celular, así como la absorción  de nutrientes. La foto Kirlian validó nuestro entendimiento de los efectos bioeléctricos de los alimentos.

La gente ha estado comiento alimentos vivos por cientos de años: quienes continúan con esta tradición parecen haber extendido sus lapsos de vida, tener mejor calidad de salud, abundante vitalidad y significativamente menos enfermedades crónicas. Al ir más profundo en la física, entendemos que la comida viva tiene el grado más alto de nutrientes, vitaminas, minerales, energía bioeléctrica, mayor cantidad de agua biológicamente activa, electrones  (pi) y la más alta cantidad de sutiles campos energéticos.

[divider]

Ver la segunda parte de “Life food – Comida con vida”.

Publicado el Deja un comentario

Mariano Caino, maestro de alimentación viva y vegana

En este video nos cuenta un poco de que se trata este tipo de alimentación, cuáles son sus beneficios y cómo gracias a ella no sólo nos estamos ayudando a nosotros mismos sino también a otros seres vivos y al planeta.

Para más información de Mariano te dejo su página (con la receta que prepara en el video: Arrollados Nori)

Video producido por Graciana Koler y Axel Hochegger para Recalculando.org

Publicado el Deja un comentario

La Acrilamida, uno de los principales peligros de los alimentos procesados

Aproximadamente el 90 por ciento del dinero de las personas que viven en los Estados Unidos es gastado en alimentos procesados y los fabricantes de alimentos hacen un excelente trabajo haciéndolo creer que la comida rápida y la comida chatarra es su mejor opción.

Algunos incluso se las arreglan para hacerlo creer que este tipo de alimentos son una opción saludable. Pero estos alimentos procesados no solo son alimentos “muertos” y carentes de cualquier tipo de nutrición natural, sino que también pueden estar cargados de sustancias potencialmente cancerígenas.

Hace poco más de una década, los investigadores descubrieron que la sustancia química potencialmente neurotóxica y causante de cáncer llamada acrilamida se crea cuando los alimentos ricos en carbohidratos son cocinados a altas temperaturas, ya sea fritos, cocidos, rostizados o asados a la parrilla.

La sustancia química se crea de una reacción entre los azúcares y un aminoácido (asparagina) durante la cocción a altas temperaturas. La respuesta, por supuesto es limitar o eliminar el consumo de alimentos procesados y aumentar la cantidad de alimentos enteros y crudos en su alimentación. Yo suelo comer del 80-85 por ciento de mis alimentos en su forma cruda.

La Acrilamida Podría Ser Uno de los Principales Peligros de los Alimentos Procesados

La acrilamida puede formarse en muchos alimentos cocidos o procesados a temperaturas superiores a 212°F (100°C), sin embargo los alimentos ricos en carbohidratos son los más vulnerables a este bioproducto inducido por el calor. Como regla general, la sustancia química se forma cuando los alimentos son calentados lo suficiente como para producir una superficie lo suficientemente seca y “tostada”. Por lo tanto, puede encontrarse en:

  • Patatas: chips, patatas a la francesa y otros alimentos hechos con patatas fritas o rostizadas
  • Granos: corteza del pan, pan tostado, pan crujiente, cereales para desayuno y varios bocadillos procesados
  • Café: granos de café tostados y café molido en polvo. Sorprendentemente, los sustitutos de café a base de achicoria en realidad contienen de 2-3 veces más acrilamida que el café real

Sin embargo, la acrilamida no es el único peligro relacionado con los alimentos procesados al calor. El proyecto estadounidense de tres años de duración conocido como Sustancias Tóxicas Generadas al Calentar Alimentos (Heat-Generated Food Toxicants1 (HEATOX), identificó más de 800 compuestos inducidos por el calor en los alimentos, de los cuales 52 eran cancerígenos potenciales…Por ejemplo, las altas temperaturas al cocinar provoca una reacción en las proteínas de las carnes rojas, las aves de corral, y el pescado, creando aminas heterocíclicas, que también han sido relacionadas con el cáncer.

Los seres humanos no son las únicas víctimas aquí. Como lo discutió la veterinaria holística, la Dra. Barbara Royal, el alimento para mascotas también contiene acrilamida y aminas heterocíclicas, cortesía de los métodos de elaboración de los alimentos para mascotas.

La Exposición a la Acrilamida Aumenta su Riesgo de Cáncer

Los estudios en animales han demostrado que la exposición a la acrilamida aumenta el riesgo de varios tipos de cáncer y la Agencia Internacional de la Investigación del Cáncer, considera la acrilamida un “probable carcinógeno humano”. De acuerdo con un estudio2 realizado en 1988:

“La información muestra que la acrilamida es capaz de inducir efectos genotóxicos, cancerígenos, de desarrollo y reproductivos en los organismos analizados. Por lo tanto, la acrilamida podría representar mucho más que un peligro neurotóxico para la salud en los seres humanos expuestos.

La acrilamida es una molécula orgánica pequeña con una muy alta solubilidad en agua. Estas propiedades probablemente sean las que faciliten su rápida absorción y distribución por todo el cuerpo. Después de la absorción, la acrilamida se metaboliza rápidamente, principalmente por conjugación de glutatión y la mayoría del material aplicado se excreta en 24 horas…La acrilamida puede unirse al ADN… lo que tiene implicaciones por su potencial genotóxico y cancerígeno.”

Un estudio3 publicado en el 2007 relacionó el alto consumo de acrilamida de los alimentos con un aumento en el riesgo de cáncer endometrial y ovárico en las mujeres posmenopáusicas, particularmente entre las no fumadoras. También ha sido relacionado con el daño nervioso y otros efectos neurotóxicos, incluyendo problemas neurológicos en trabajadores que manipulan esta sustancia.

Aunque la EPA regula la acrilamida en el agua potable y la FDA regula la cantidad de residuo de acrilamida en materiales que podrían entrar en contacto con los alimentos, en la actualidad no tienen alguna norma que limite la sustancia química en los alimentos en sí.

¿Cuánta Acrilamida Obtiene de Su Alimentación?

En el agua potable, el limite federal de acrilamida es de 0.5 partes por billón o cerca de 0.12 microgramos en un vaso de agua de ocho onzas. Sin embargo, una porción de seis onzas de patatas fritas puede contener hasta 60 microgramos de acrilamida- casi 500 veces el límite permitido. Un análisis de alimentos realizado en el 2002 y publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry4, encontró niveles moderados de acrilamida (5-50 μg/kg) en alimentos ricos en proteína que fueron calentados y niveles más altos (150-4,000 μg/kg) en los alimentos ricos en carbohidratos. Los alimentos que no fueron calentados o fueron hervidos mostraron niveles indetectables (<5 μg/kg) de acrilamida, lo que llevo a los investigadores a concluir:

“Los hábitos de consumo indican que los niveles de acrilamida en los alimentos calentados que fueron estudiados podrían conducir a un consumo diario de  algunas decenas de microgramos.”

Las patatas fritas (chips) en particular son sumamente altas en esta peligrosa sustancia química. De hecho son tan altas que el 2005 el estado de California demandó a los fabricantes de chips por no advertir a los consumidores californianos sobre los riesgos para la salud de la acrilamida en sus productos. Se llegó a un arreglo en el 20085, cuando Frito-Lay y muchos otros fabricantes de chips acordaron reducir los niveles de acrilamida en sus productos a 275 partes por billón (ppb) para el 2011, que es lo suficientemente bajo para evitar la necesidad de una etiqueta de advertencia de riesgo de cáncer.

Aun así, eso está muy lejos del límite permitido de 0.5 ppb en el agua potable.

El informe6 del 2005 llamado «How Potato Chips Stack Up: Levels of Cancer-Causing Acrylamide in Popular Brands of Potato Chips,» emitido por la Fundación de Derecho Ambiental (Environmental Law Foundation) (ELF) con base en California, explicando los peligros de este popular bocadillo. De acuerdo con su análisis, TODOS los productos de patatas fritas (chips) analizados, excedieron el límite legal de acrilamida por un mínimo fe 39 veces y tanto como 910 veces. Curiosamente, las patatas horneadas, que muchas veces son promocionadas como saludables, pueden contener más de tres veces el nivel de acrilamida que las chips regulares, de acuerdo con información de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos7.

Cómo Evitar las Toxinas Inducidas por el Calor en Su Alimentación

Los niveles de acrilamida varían mucho entre los alimentos procesados, incluso entre las diferentes marcas de un mismo alimento. Hasta ahora la sustancia química ha sido encontrada únicamente en los alimentos calentados a temperaturas superiores a 250°F/120°C, que incluye a la mayoría de los alimentos procesados. Basar su alimentación en alimentos enteros, con la mayor parte o al menos una porción significativa de ellos en su forma cruda o ligeramente cocida es una de las mejores formas de evitar es bioproducto causante de cáncer. Además de crear bioproductos potencialmente tóxicos, calentar a altas temperaturas también agota los micronutrientes de los alimentos, que es otra de las razones por las que debe comer sus alimentos ya sea crudos o lo menos cocidos posible.

Otro aspecto importante de los alimentos crudos es el aspecto energético. La Dra. Johanna Budwing de Alemania ha declarado que los alimentos vivos son ricos en electrones y actúan como poderosos donadores de electrones y “campos de resonancia solares” para atraer, almacenar y conducir la energía solar en su cuerpo.  Mientras más luz almacene su cuerpo, mayor será la energía disponible para la curación y el mantenimiento de una salud óptima. Cuando cocine sus alimentos, tome en cuenta los siguientes consejos:

  • Freír, hornear y asar parecen ser las peores formas de cocinar, mientras que hervir o al vapor parecen ser seguras
  • Las altas temperaturas de cocción aumenta la acrilamida
  • Remojar las patatas crudas en agua durante 15-30 minutos antes de asarlas podría ayudar a reducir la formación de acrilamida durante la cocción
  • Mientras más oscura sea la comida, más acrilamida contiene (por ejemplo, el tostado oscuro comparado con el tostado claro)
  • La acrilamida se encuentra principalmente en los alimentos de origen vegetal, como las patatas y los productos de grano (normalmente no se encuentra en la carne, lácteos o mariscos)

De acuerdo con los resultados del proyecto HEATOX, usted tiene menores probabilidades de ingerir niveles peligrosos de acrilamida cuando come alimentos preparados en casa en comparación con los alimentos industriales o preparados en restaurantes. Y cuando come en casa, el mejor consejo que le dan es evitar cocinar los alimentos en exceso. Para información más detallada sobre la acrilamida, le recomiendo leer el informe en línea llamado: «Heat-generated Food Toxicants, Identification, Characterization and Risk Minimization»8.

Tome el Control de Su Salud Por Medio del Consumo de Alimentos Enteros

Aunque muchos alimentos- desde el café, los cereales para el desayuno al pan- contiene acrilamida, los niveles más altos han sido detectados en los alimentos almidonados de origen vegetal, particularmente en las patatas a la francesa y las patatas fritas (chips). Como regla general, sólo recuerde que cocinar los alimentos a altas temperaturas no es algo recomendado y que la mayoría de los alimentos procesados contendrán acrilamida como efecto secundario del procesamiento a altas temperaturas.

Recuerde, comer alimentos frescos y enteros es el “secreto” para estar más saludable, bajar de peso y realmente disfrutar sus alimentos. Una vez que se acostumbra, descubrirá que puede preparar muchas comidas saludables a partir de cero en la misma cantidad de tiempo que le hubiera tomado salir y comprar comida rápida. La diferencia principal sería una mayor satisfacción, tanto física como mental e incluso económicamente, ya que por lo general los alimentos procesados son más caros que cocinar desde cero.

Referencias

Publicado Por Dr. Mercola | Fuente: espanol.mercola.com

Publicado el Deja un comentario

Leucocitosis post-prandial. Los efectos de la comida cocida

El Dr. Kouchakof, médico de origen ruso, inició en Francia en 1928 y prosiguió en Suiza en 1932, una larga serie de experimentos y observaciones sobre alimentación humana.

kouchakof

A mediados del siglo pasado, ya el célebre patólogo Wirchow, había observado que el número de glóbulos blancos de la sangre aumenta en el curso de la digestión, aunque lo había calificado de «fenómeno post prandial normal». Kouchakoff, en cambio, observó que tal fenómeno se producía solamente después de una comida cocida, no produciendose nunca después de una comida de alimentos crudos, o sea, todo alimento cocido determina después de la comida, un aumento del número de leucocitos de la sangre (se sabe que tal aumento se produce normalmente como una reacción defensiva en estados febriles, o de cualquier infección o intoxicación).

Constató también que si el alimento se cocina a menos de 100 grados y se come juntamente con alimentos crudos, no produce leucocitosis, pero el alimento desnaturalizado por la industria no se regenera por el alimento crudo. Para evitar la leucocitosis, pues, conviene comer juntos alimentos crudos con otros alimentos cocinados a baja temperatura, evitando completamente los alimentos cocinados a temperatura muy alta, o desnaturalizados por la industria. Esta afirmación fue la conclusión de una serie de observaciones realizadas en su práctica hospitalaria, sobre millares de sujetos y sobre él mismo.

Sus experiencias consistieron en hacer tomar a un sujeto su alimento cocinado y a extraerle una gota de sangre, para numeración globular a diferentes intervalos. Después de darle su alimento cocido, el Dr. Kouchakof obtuvo los siguientes resultados:

Contó al principio: 7.000 glóbulos blancos por milímetro cúbico.
5 minutos después, contó 8.000 glóbulos blancos por mmc.
10 minutos más tarde, contó 10.000 glóbulos blancos por mmc.
30 minutos después contó 13 a 14.000 glóbulos blancos por mmc.

El número de glóbulos blancos doblaba en 30 minutos, no volviendo a la cifra normal de 7000, sino después de dos horas. Las células que se elevan en dicho proceso digestivo son los polimorfonucleares, cuyo rol es eminentemente fagocitario, dichas células están encargadas de luchar contra microbios o toxinas que penetran en el organismo. Este sistema de defensa, a través de esta forma de alimentación es solicitado varias veces al día, y producen un desgaste acelerado de energía vital, esto podría constituir una causa de nuestra vulnerabilidad a las infecciones. La reacción descubierta por el Dr. Kouchakoff disminuye naturalmente la resistencia del organismo a las agresiones, y él hace la siguiente comparación diciendo que «La multiplicación de los glóbulos blancos en la sangre después de una comida cocida, o de alimentos artificiales, es una ligera leucemia provocada».

Lo que se puede afirmar desde ya, es que el esfuerzo que tiene que realizar nuestro organismo debe necesariamente extraer de sus reservas la energía vital necesaria para realizar esa hazaña.

Publicado el Deja un comentario

Entrevista a Mariano Caino por Touché FM

¿Qué tienen en común Alanis Morissette, Anthony Kiedis, Bill Clinton, Carl Lewis, Drew Barrymore, Natalie Portman y Pamela Anderson? Aunque usted no lo crea, son todos veganos, así como Mariano Caino dueño de www.conscienciaviva.com quien visitó el Episodio 10 de 4fonicos el martes 28/8. ¿Quieren saber si los veganos comen insectos o si pueden montar caballos? bueno, entonces escuchen la interesante nota con Mariano.